Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando sin cambiar la configuración consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies.

Deportiva

Podologia Deportiva

Podólogo y deportista forman un binomio imposible de disociar. Incluso los deportes acuáticos que no requieren la carga del pie como la natación o el waterpolo pueden requerir los servicios del podólogo puesto que son actividades que se desarrollan en medios donde las infecciones fúngicas o las verrugas plantares tienen gran incidencia.

Los deportes con gran demanda de la extremidad inferior tienen tendencia a provocar alteraciones en las mismas y, como es lógico, también repercuten en el pie.

La Podología deportiva tiene como finalidad poner al alcance del deportista los avances que proporciona la ciencia para poder prevenir, diagnosticar y tratar todas aquellas alteraciones que puedan afectar al pie. A diferencia de lo que muchas empresas publicitan, la Podología deportiva va mucho más allá del simple estudio biomecánico y la aplicación de plantillas ya que su finalidad es la de posibilitar, por cualquier medio podológico, la correcta funcionalidad del pie durante la práctica del deporte. Las recomendaciones que pueda ofrecer el podólogo al deportista, las infilitraciones (Colágeno, factores de crecimiento, ácido hialurónico, acquamid, corticoides,etc) los vendajes funcionales (tapping o kinesiotapping), las quiropodias o la aplicación de farmacoterapia para tratar sintomatologías o infecciones son claros ejemplos de ello.

Fútbol

Podologia claverol lleva más de 20 años formando parte de la plantilla del RCD Mallorca, encargándose del área podológica de los servicios médicos del primer equipo. Además ha colaborado con multitud de clubs profesionales y semiprofesionales de Mallorca (  clubs de 2ºb y otras categorías). Además ha colaborado con el FC Barcelona.

Desde el punto de vista podológico los factores que deben tenerse en cuenta cuando hablamos de fútbol son:

La Superficie: Cada superficie conlleva una serie de ventajas e inconvenientes que deben ser conocidos tanto por jugador como por el podólogo Actualmente las superficies en las que se practica el  fútbol son: Césped artificial, natural, tierra (afortunadamente en desuso). En el caso del fútbol sala son cemento y parquet.

 

El entorno: Los vestuarios masificados o públicos y la higiene de las instalaciones pueden influir enormemente en los contagios por hongos o papilomas.

 

Calzado: El uso de la bota correcta dependiendo de la superficie de juego y el pie del jugador es esencial para prevenir lesiones. Unos tacos inadecuados o una horma muy estrecha son factores desencadenantes de alteraciones en el pie.

 

Gesto deportivo: Giros, cambios de ritmo, explosividad, chut, traumatismos directos (patadas) son situaciones inherentes a la práctica del fútbol y todas ellas conllevan riegos para el pie.

Running

La práctica del Running ha experimentado, en los últimos años, un crecimiento importante de practicantes amateurs. Se trata de un deporte de movimientos repetitivos y por tanto  es esencial que cada uno de estos movimientos se realice de forma biomecánicamente correcta para evitar lesiones. Es imprescindible que las estructuras óseas , musculares, ligamentosas y tendinosas mantengan una alineación adecuada para conseguir una correcta calidad en los movimientos y  prevenir lesiones. Desde el pie, se puede conseguir la corrección biomecánica para que tanto la pisada como la zancada se produzcan en condiciones fisiológicas óptimas, de ahí la importancia que tiene el podólogo en el campo del running.

Trail Running

Igual que sucede con la práctica del running convencional, el trail running se ha convertido en un deporte con una gran cantidad de adeptos. La principal diferencia con el running es la superficie donde se practica, con gran predominancia de terrenos irregulares, desniveles e imprevistos. Esto provoca que se requiera mucha más potencia en tronco y piernas así como una técnica de carrera más específica que en el Running, siendo menos frecuente la lesión por defecto biomecánico peró muy habitual la lesión articular postraumática y la lesión musculotendinosa por estrés de los tejidos. Debido a la irregularidad de la superficie donde se practica también son muy habituales los problemas en la piel (rozaduras, ampollas, cortes,…) y en las uñas. Además, tenemos que tener en cuenta que en el trail running se practican carreras de ultrafondo, lo cual crea una sobrecarga mayor a todo lo conocido hasta el momento.

Basquet

Las lesiones más frecuentes en el básquet son los esguinces de tobillo, los cuales pueden ser evitados mediante el correcto apoyo del pie.

Las zonas del cuerpo más castigadas por el básquet son cuatro: dedos de la mano, tobillo, rodilla y espalda. En los dedos de la mano encontramos las luxaciones de estos. En el tobillo son muy frecuentes los esguinces de grado 1, 2 y 3. En la rodilla encontramos inflamación en los diferentes tendones, ya sea el rotuliano (tanto proximal como distal), el poplíteo o la pata de ganso. En la rodilla también se dan muchos problemas a nivel intraarticular, ya sea por lesión en meniscos o por patología artrosica. Hay que tener en cuenta que en época de crecimiento es muy habitual la apofisitis anterior de la tibia (enfermedad de osgood-schlatter) En la espalda encontramos lumbalgias, lumbalgias mecánicas, discopatia lumbar y hernias de disco.

 La mayoría de estas lesiones se pueden prevenir o tratar con un tratamiento podológico integral y correcto.

Tenis

A pesar de ser un deporte que presenta más patología en tren superior, no son pocos los problemas que puede producir a nivel de los pies. Además de los problemas biomecánicos que pueda tener el tenista, se añaden los problemas derivados de un constante cambio de ritmo (acelerar/frenar). La lesión más frecuente es la fascitis plantar, pero además los tenistas presentan numerosas lesiones a nivel de piel y uñas (uña encarnada, hematoma subungueal, ampollas, helomas, hiperqueratosis, micosis, papilomas). cabe resaltar que los problemas de espalda también son frecuentes, aunque suelen estar más relacionados con la mecánica del golpeo de la pelota que en la propia biomecánica.