Micropigmentación

Disimula las imperfecciones estéticas

 

Embellecer, corregir o mejorar ciertos rasgos de la anatomía. Todo eso es posible con la micropigmentación, un técnica estética muy similar a un tatuaje, indicada tanto para hombres como mujeres.

Consiste en colorear una zona del cuerpo para dar respuesta a un problema médico o estético. Los defectos en la piel, las cicatrices, el vitíligo, la alopecia de cejas o pestañas o las estrías pueden encontrar un aliado en la pigmentación de la piel, que también se utiliza para el perfilado y coloreado labial y las reconstrucciones de la areola mamaria.

Si eres de las personas a las que les gusta ir siempre arregladas y maquilladas pero no tienes mucho tiempo por las mañanas, este tratamiento también es perfecto para ti.

Cejas

Si con el paso del tiempo tus cejas se han desdibujado, has tenido una mala experiencia con la depilación o simplemente deseas presumir de cejas perfectas, la micropigmentación te puede interesar.

Esta técnica, que consiste en depositar pigmentos en la zona a repoblar a través de una fina aguja, mejora la expresión de los ojos después a aumentar la densidad y el sombreado de las cejas mediante movimientos finos e indoloros.

Numerosas celebrities se han sometido a este tratamiento. Su efectividad y durabilidad han sido claves para que se haya popularizado. Además, el hecho de que se realice en las capas más superficiales de la piel consigue un efecto de lo más natural.

Ojos

¿Cuántas veces has fantaseado con despertarte ya maquillada y resplandeciente? Pues ahora imagina que es posible saltarte uno de los pasos; el maquillaje de ojos. ¡Despierta! Con la micropigmentación eso es posible.

Los ojos son una de las partes más esenciales del rostro por su poder para comunicar y expresar emociones, por lo que todos los cuidados son más que bienvenidos. Con la micropigmentación o delineado permanente de ojos se consigue rejuvenecer la expresión, ganar luminosidad en la mirada, volumen en las pestañas y disimular algunos defectos de forma.

Se trata de un procedimiento sencillo por el cual se inyectan pigmentos a nivel epidérmico en el párpado superior (eyeliner superior) , en el párpado inferior (eyeliner inferior) o en ambos.

Los efectos de la micropigmentación en ojos dura entre 2 y 5 años en función del tipo de piel.

Labios

Si los ojos son una parte esencial del rostro, los labios también tienen gran relevancia en la expresividad del mismo, lo que ha llevado a muchas mujeres a buscar soluciones para lucir unos labios perfectos no solo en ocasiones especiales sino todos los días.

Gracias a la micropigmentación, una técnica que ha revolucionado el sector del maquillaje, se puede dar grosor a los labios, disimular manchas o cicatrices, aumentar el volumen, etc. Los colores claros son los más utilizados para conseguir un efecto natural y armonía en el rostro.

La micropigmentación permite asimismo definir los labios desdibujados, corregir asimetrías, dar tono, lograr un brillo natural o atenuar las arrugas de los labios. Mediante microincisiones se va depositando el pigmento, que se recomienda que sea lo más parecido posible al tono de la piel para conseguir un efecto más natural y duradero.

Areolas

La micropigmentación permite dar forma y color a las areolas mamarias mediante la aplicación de pigmentos que le dan un aspecto totalmente natural a la zona.

Se trata de una técnica muy poco invasiva y sin efectos secundarios recomendada para aquellas personas que se han sometido a una intervención quirúrgica, que quieran ocultar alguna cicatriz o que tengan algún tipo de malformación o decoloración en el pezón y quieran reconstruirlo dándole forma y color para que parezca lo más natural posible.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies