Masajes

El masaje es una de las técnicas más antiguas para la curación de diferentes dolencias. Existen diferentes tipos de masaje en función de lo que se pretenda tratar: desde el masaje relajante, al que se recurre con frecuencia para reducir el estrés y liberar tensión en los músculos; pasando por el masaje terapéutico, que mejora la circulación, favorece la eliminación de líquidos y contribuye a la recuperación de la movilidad; o el masaje deportivo, que sirve para descontracturar los músculos y preparar el cuerpo del paciente para la práctica deportiva.

En función de la necesidad del paciente, se utilizará una u otra técnica. Incluso pueden combinarse varias a la vez. En todos los casos el masaje deberá ser realizado por un especialista para no perjudicar la salud del paciente. Las mujeres embarazadas y personas con ciertas enfermedades deben tener especial cuidado a la hora de recibir estos tratamientos por lo que siempre es aconsejable consultar antes con nuestros especialistas.

Masaje relajante

¿Estás sometido a mucho estrés en el trabajo? ¿Llevas un estilo de vida acelerado? Por qué no disfrutar de un masaje relajante.

El masaje relajante no es más que una terapia manual que trata de mejorar la salud de las personas mediante la relajación de los músculos. A través de movimientos suaves se consigue ir aflojando poco a poco la musculatura y relajar la mente.

Además de mejorar la circulación sanguínea y linfática, los masajes relajantes aumentan la producción de endorfinas, lo que se traduce en un alivio significativo del estrés, la ansiedad y la tensión del día a día.

Masaje reductor

Si quieres deshacerte de la grasa localizada no deseada, los masajes reductores son un efectivo método que ayuda a reducir la grasa y estilizar el contorno de la figura.

Con movimientos rápidos y fuertes que se centran en la zona del cuerpo donde se acumula la grasa, se genera un calor que contribuye a disolver el tejido adiposo. Los movimientos y técnicas que se utilizan sirven asimismo para mejorar la circulación sanguínea e incrementar el consumo calórico gracias al incremento de la actividad motora.

Para que el tratamiento tenga los resultados esperados, es importante acompañarlo de una dieta saludable y ejercicio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies