Higiene facial con Vapor de Ozono

Esta técnica convierte el  agua en vapor de agua y en ozono.. El vapor sale de manera controlada por un difusor ubicado sobre la zona a tratar. Cuando se activa la generación de ozono, en el interior del aparato una lámpara ultravioleta convierte el O2 (Oxígeno) en O3 (Ozono), que es expulsado a continuación por el difusor.

El vapor, que sale lentamente y sin goteos, genera una sensación agradable y múltiples efectos positivos sobre la piel.

¿Cuáles son sus efectos?

Los tratamientos a base de ozono purifican y oxigenan la piel, no solamente del rostro sino también del cuerpo. El tratamiento tiene los siguientes beneficios:

  • Abre los poros, facilitando la salida de espinillas, puntos negros, restos de maquillaje e impurezas.
  • Purifica e hidrata la epidermis.
  • Relaja los músculos, sensación de bienestar.
  • Estimula el funcionamiento glandular, ayudando a la eliminación de toxinas.
  • Favorece la circulación sanguínea y despeja los conductos nasales.

Además, el vapor de ozono tiene dos efectos importantes:

  • aumenta la oxigenación de los tejidos y a nivel celular
  • efecto bactericida y germicida; ayuda a eliminar bacterias y purificar la piel en profundidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies