Dermoabrasión con puntas de diamante

La dermoabrasión con puntas de diamantes es una técnica innovadora que se distingue de otras técnicas por su gran precisión. Para realizar este tratamiento, se utilizan pequeños cristales que exfolian suavemente la capa exterior de la piel consiguiendo eliminar las células muertas. En función de la superfície a tratar, se emplearán puntas de diamantes de mayor o menor tamaño.

Además de eliminar piel muerta, la máquina absorbe los restos de piel eliminados, dándole una mayor vitalidad a la epidermis y dermis. Este tratamiento suele durar entre 20 y 30 minutos y está indicado para personas que sufren acné, con poros dilatados o granos y/o pieles grasas. También para quienes padecen manchas en la piel.

La dermoabrasión con puntas de diamantes es menos agresiva que otras técnicas y no produce dolor ni cicatrices.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies